ARTÍCULOS
UN LUSTRO DE AVENTURAS: LA HISTORIA DE BOXER MOTORS
Regresar
Fuente: Revista Boxer Motors
Crear una publicación cuya gran protagonista es la aventura, es en sí una aventura y nunca deja de serlo. Ningún número es igual al anterior, jamás el trabajo se convierte en una rutina predecible. Desde su nacimiento, hace ya cinco años, cada número de Boxer Motors implica un reto para todo su equipo. Llegó ahora el momento de mirar hacia atrás, como recomiendan los viajeros, para ver lo que se ha avanzado.
Una mirada a los 26 números anteriores es reveladora, y un poco intimidante, porque pone en evidencia cuánto ha cambiado la revista, trae a la memoria los incontables esfuerzos para obtener cada testimonio, cada reportaje y cada fotografía; es también una toma de conciencia de que Boxer Motors se ha constituido en una memoria de las actividades, los viajes, los incidentes y demás vivencias de la comunidad BMW en México.
En realidad, Boxer Motors se presentó en sociedad con el número uno, sino con el número cero, cuyo diseño era moderno hace un lustro, pero que hoy, comparado con el número 26, resulta ya nostálgico. El diseño cambia vertiginosamente, las noticias caducan en unos instantes, pero los testimonios se vuelven permanentes.
El proyecto
Los creadores de Boxer Motors concibieron su propósito a partir de una necesidad que ya se había vuelto evidente en 2007: dotar al aún pequeño pero creciente número de motociclistas BMW de un medio informativo que ayudara a la integración de los clubes BMW, así como de los motociclistas individuales que no formaban parte de ningún grupo organizado, pero que compartían el entusiasmo por un estilo de vida que reivindicaba a la acción y la aventura. Sobre todo, Boxer Motors se proponía contribuir a que se consolidara el sentido de comunidad entre todos los motociclistas BMW.
Sin pretensiones ni jactancias, el proyecto de Boxer Motors emuló así desde sus comienzos la tradición idealista y si se quiere quijotesca de las publicaciones independientes mexicanas, como la primera Gaceta de México, del zacatecano Castorena o como el Mercurio volante de Bartolache: a sus impulsores, Andrés Martínez, Luis Sánchez Ramos, Francisco Paco García, Óscar Peralta, Luis Vizcarra, Andrés de la Parra, Alfonso Gómez y Sergio Sarmiento no les motivaba la oportunidad de negocio que representaba el público de la comunidad BMW, sino el propósito de crear un foro abierto y multimedia para todos los BM’s. Así se planteó desde las juntas preparatorias y así se expresó en el primer editorial de la naciente revista:
“Con este primer número de Boxer Motors queremos ofrecerles a quienes, como nosotros, son entusiastas del motociclismo, un medio de encuentro, información y convivencia en el que podamos compartir nuestra pasión por un estilo de vida que se define por la vocación de aventura, la búsqueda de experiencias, objetos y caminos diferentes, originales. Sobre todo, nuestro esfuerzo está motivado por el placer de contribuir a integrarnos en una comunidad dinámica y cordial con todos aquellos que saben disfrutar la vida”.
Por ello, desde el primer número, la nueva revista tendría que dedicarle un espacio permanente a las actividades de los clubes, a sus asambleas, tours, convenciones, competencias, y elecciones. Se trataba de que los propios BM’s mantuvieran informada a toda la comunidad de su quehacer, y que a la vez, esto animara a los individuales para que integraran en un movimiento cada vez más vigoroso.
Naturalmente, para establecer los contenidos y el diseño de Boxer Motors se revisaron algunas de las publicaciones internacionales dedicadas al motociclismo, no para imitarlas, sino para crear una revista diferente, que al mismo tiempo les ofreciera a los lectores un material de la mejor calidad.
Primer número, primera entrevista
Desde el número cero se definieron las secciones que, con diferentes títulos y diseños, se habían de consolidar la personalidad de Boxer Motors: Novedades BMW --hoy Ficha técnica-- Entrevista, Viaje internacional, Seguridad y manejo, Curva Peraltada, Evento Clubes BMW, Tecnología –hoy Recomendaciones—Editorial y Serie coleccionable.
A partir del número dos, se incluyó el Álbum fotográfico, siempre con imágenes que captan y envían los propios lectores. Cada una es como un retazo de la ininterrumpida vuelta al mundo de los BM´s. Por su parte la Serie coleccionable, dibujada con plumilla y tinta china, fue una idea hasta cierto punto insólita en pleno auge de la ilustración computarizada. Pero precisamente por el carácter histórico de la sección, la antigua técnica resultaba ideal.
La primera entrevista que publicó Boxer Motors en aquel número cero, tuvo lugar en la casa de una leyenda viviente del motociclismo, el ingeniero Hermann Rowold Serrano, uno de los precursores del movimiento BMW en nuestro país. Como sucede con las mejores entrevistas, aquélla fue una amena y larga charla, que se convirtió en el descubrimiento de una vida fascinante y de su mundo. Fueron casi dos horas de plática en la que participamos el entrevistado, Andrés Martínez, director de la revista y este servidor.
Con su memoria sin fallas, Rowold nos remontó a los días en que su padre, el también ingeniero Hermann Rowold Sander, trajo desde Alemania las primeras motocicletas BMW que circularon por las calles de México en 1937; a la primera agencia en la calle de Allende, le sucedió la de Yácatas y Morena, en la colonia Narvarte, que durante muchos años fue sinónimo del motociclismo BMW.
El entusiasta Rowold relató sus excursiones pioneras al entonces apacible paraíso acapulqueño, antecedente directo de los actuales tours de los clubes BMW.
La entrevista, como varias de las que le siguieron a lo largo de 26 números, contribuyó a documentar y a comprender los muy difíciles comienzos del motociclismo de viaje y aventura en México, en especial para el estilo BMW, que tenía en su contra la lejanía de Baviera, las restricciones a la importación y los costos. Sin embargo, también es un testimonio del entusiasmo y la pasión de aquellos precursores, así como del naciente espíritu de grupo, la identidad como lo que ahora denominamos BM’s.
Iban a venir muchas otras entrevistas; algunas se realizarían a través de la red, a distancia, con otras figuras del motociclismo, de México y del mundo; pronto se expandió el alcance de esta sección para que aparecieran también los deportistas de otras disciplinas, como la navegación en solitario, el buceo y el montañismo.
Toda actividad que implica el descubrimiento del mundo, el encuentro con la gente y sus culturas, se volvió importante para Boxer Motors.
Lectores de élite.
A los motociclistas BMW se les conoce, en el mejor de los sentidos, como la élite sobre dos ruedas. En el mejor sentido porque practican un manejo responsable, respetuoso con las personas, la naturaleza, la historia; Los BM´s respetan las normas de tránsito y las tácticas de viaje que brindan apoyo mutuo y mayor seguridad.
Las fotografías y el diseño consiguen una rica variedad de soluciones pero al mismo tiempo mantienen la continuidad y sobre todo la personalidad de la revista, que jamás se estanca en su estética; Boxer Motors consigue un equilibrio entre sus textos y sus fotografías, que con frecuencia constituyen testimonios de los viajes, aventuras, esfuerzos y aun de las peripecias o desventuras que viven los motociclistas, en México y en el mundo.
El número nueve, editado en agosto de 2010, contiene una información muy valiosa acerca de los lectores de Boxer Motors, que revela un perfil muy positivo, en palabras de Andrés Martínez “gente buena, de trabajo y de familia”: el 81 % corresponde a varones y el 19% a mujeres, lo que refleja un importante avance en la afición femenina dentro del motociclismo de alto rango; el 73 % de los lectores está casado, lo que implica una estabilidad familiar; los solteros abarcan el 8 %, lo que coincide con el rango de edades: el 47 % tiene más de 45 años, el 28%, de 35 a 44 años; el 15 %, de 25 a 34 años, el 6 %, de 18 a 24 años. El 4 % tiene 17 años o menos. Pero uno de los aspectos más ilustrativos es la escolaridad: el 57 % tiene licenciatura, el 31 %, maestría, el 4 %, doctorado, es decir, el 92 % del público de Boxer Motors corresponde al sector mejor preparado en nuestro país. El 8 % restante tiene la preparatoria.
El nivel socioeconómico también indica que quien lee Boxer Motors es miembro prominente de la comunidad: el 56% pertenece a los sectores A y B; el 43% al C y el 1 % al D+, es decir, gente con alto poder adquisitivo y que interviene en la toma de decisiones, en el sector público y el privado.
El aprecio por Boxer Motors se reflejó en otros datos: el 84% lee entre el 50 y el 100 % de su contenido, una situación halagadora y rara en nuestro medio; el 68% de quienes adquieren Boxer Motors la colecciona y el 82 % la relee o la revisa de tres a seis veces o más.
Para redondear estas cifras, el arquitecto Francisco García, entonces presidente del BMW Motoclubes México Nacional, informó que el enlace de Boxer Motors había sido el más visitado de su página oficial.
En su segundo año, Boxer Motors ya se había arraigado entre la comunidad BMW.
Compromiso con la sociedad
Los editoriales de Boxer Motors se han caracterizado por su actitud crítica hacia los problemas de nuestro país; el número ocho, correspondiente a septiembre de 2010, a contracorriente de la euforia por los festejos de Bicentenario de la Independencia, preguntaba en su portada: “¿Motivos para festejar?”, título del reportaje que exponía algunas de nuestras lacras; sin embargo, Boxer Motors nunca se ha limitado a criticar; desde sus primeros números propuso a la motocicleta como una potencial solución a muchas de las dificultades viales de las zonas urbanas.
Entre los logros de la comunidad BMW –y del motociclismo en general—a los que ha contribuido Boxer Motors, se cuenta la derogación de las restricciones para circular por las vías rápidas y la reducción del peaje en las autopistas para los vehículos de dos ruedas, que durante décadas tuvieron que pagar la misma tarifa que los coches de pasajeros.
Son tantas las anécdotas en torno a la elaboración de Boxer Motors que se podría redactar un libro al respecto. La entrevista con el artista plástico Juan Sebastián Barbera, quien ha dedicado su obra al motociclismo, despertó el interés por organizar una exposición.
En el tercer año de Boxer Motors, el número 15 anunció en su portada a Rodando x México, Pasión, cultura y aventura, una iniciativa de la sociedad civil para dar a conocer lo mejor de nuestro país a través de la televisión, páginas web, Facebook y Twiter. La serie de trece episodios se preparaba a registrar los viajes de tres motociclistas por los caminos de nuestro país, siempre con un invitado del extranjero como parte del trío. Le correspondió a la siempre valerosa Squash Falconer ser la primera invitada. Francisco García y Andrés Martínez explicaban en la entrevista respectiva que el verdadero protagonista de esta producción era México, su gente, su cultura, sus paisajes. Así, Boxer Motors se integró en un esfuerzo multimedia aun mayor que aquel que venía desplegando con sus sitios en internet y en Facebook.
A partir del número 16, las portadas de Boxer Motor ostentan del BMW Clubs International Council y de la BMW Latin American Federation, ya que la revista se convirtió en el órgano oficial de estas organizaciones internacionales, así se cumplió plenamente el propósito que Boxer Motors expresó desde su lanzamiento, en 2008: “Ser el órgano oficial de difusión del motociclismo BMW, ofreciendo al corporativo, colaboradores, lectores, clientes y socios un foro ideal para transmitir las experiencias y el estilo de vida sofisticado de los amantes de las motocicletas BMW”.
Para el número 19 el tiraje se elevó a diez mil ejemplares con varios cambios en el diseño, ya que la página del Contenido abandonó su estilo de índice espartano para adquirir una imagen mucho más atractiva, a manera de un mosaico de imágenes que ilustraban cada sección.
La mujer y Boxer Motors
Boxer Motors le dedicó su número seis, de agosto de 2009, íntegramente a las mujeres motociclistas y a todas aquéllas que practican los deportes de aventura. En vez de la Serie de colección, por única vez se publicó una historieta a colores, donde la mujer habla en primera persona y le dice a cada motociclista varón: “Si quieres que te acompañe en tus viajes BMW…” para enseguida pedirle básicamente consideración, tiempo, atenciones y camaradería. El número 12 anunció el “Primer evento sólo para mujeres motociclistas”, en mayo de 2011, en Valle de Bravo, que constituyó un encuentro histórico para darle impulso a un sector que tiene mucho que aportarle a la comunidad.
Más allá de aquellas ediciones, a lo largo de este lustro Boxer Motors se ha constituido en un testimonio de la importancia creciente de la mujer en el ámbito del motociclismo y de los deportes más exigentes como el montañismo, el triatlón, el ciclismo de ruta, la navegación solitaria.
En las páginas de la revista han aparecido Squash Falconer, Isabel Suppé, Tiffany Coates, Galia Moss, Alicia Sornosa, Melissa Arnot, Nelly Becerra, Elsa Ávila, Karin Gritsch, Karla Wheelock, Araceli Segarra, Stephanie Rowe, Miriam Orlandi y Mary Barker, deportistas que se desviven en sus respectivas actividades profesionales para financiar sus aventuras. A veces, su labor remunerada es en realidad una forma de ayudar a su comunidad, como sucede con Tiffany Coates, una de las motociclistas más famosas del orbe, que en su “personalidad secreta” es una trabajadora social que apoya a la niñez y a la juventud sin recursos para que participen en actividades que les abran nuevos horizontes.
Cada una de estas deportistas expresó no solamente su pasión por su especialidad, sino también por el contacto con la naturaleza y sobre todo con la gente, con los lugareños que se encuentran a lo largo de sus caminos. El testimonio de la indomable Isabel Suppé acerca de los bereberes aislados, que aún invitan a los viajeros a tomar el té, que todavía estrechan las manos de quienes parten, es uno de los más humanistas que se puedan encontrar en esta época.
Así, el motociclismo revela uno de sus grandes significados: es un vehículo para el encuentro entre unos seres humanos, y sin ella, muy probablemente nunca se habría producido ese contacto.
Tal es, en un resumen brevísimo la historia de Boxer Motors, una historia que se escribe siempre con la participación de la comunidad BMW.
Compartir  Compartir en Facebook Compartir en Twitter

OTROS ARTÍCULOS:



BMW F 800 GS ADVENTURE: EL LLAMADO DE LA ACCIÓN



UN LUSTRO DE AVENTURAS: LA HISTORIA DE BOXER MOTORS



K 1 1990



BMW R 7: LA GRAN SEÑORA ART DÉCO



EL PROCESO DE ELECCIÓN DE UNA MOTOCICLETA



 
Alianzas Dollar        Fusion Tables (TM)         Boxer Road Adventure         Edelweiss        Carpyen - Iluminación
Copyright © 2017 Boxer Motors   |   Aviso de Privacidad   |   Todos los derechos reservados