ARTÍCULOS
QUEREMOS VIAJAR A AGUSTO…
Regresar
Fuente: Revista Boxer Motors
Cuando se planea un viaje largo en motocicleta, existen diversas cuestiones que se tienen que considerar antes de tomar el camino. Los asuntos más obvios son, ¿A dónde vas? ¿Cuál ruta vas a seguir? ¿Ya revisaste la moto? ¿Sabes dónde vas a repostar gasolina? ¿Estás preparado para las casetas? ¿Revisaste la presión de llantas? ¿frenos, cables, niveles? ¿Etcétera?

Sin embargo la mayor complicación en un viaje largo y la menos revisada es… la persona o grupo con el que estás viajando. Antes de emprender el viaje, es necesario preguntarte si eres compatible con el grupo o la persona con que viajarás, en lo que atañe a su estilo de manejo y a sus expectativas del viaje.

Antes de comenzar el viaje debemos ser sinceros con las expectativas del trayecto, los tiempos, las paradas, intenciones, características y prestaciones de las motocicletas, así como las habilidades de manejo.

Las habilidades en carretera pueden representar una gran cantidad de aspectos: por ejemplo, en cuál paso se siente uno seguro para sortear caminos sinuosos o tramos en lluvia. Es probable que tu compañero no se sienta seguro en las curvas y disminuya drásticamente el paso, cuando tú has planeado una ruta llena de giros para poder disfrutar de tu viaje. ¿Imaginas cuán frustrante es ir preocupado, frenando y esperando a tu compañero en el mejor trayecto del viaje?

O llegar al punto de descanso y esperar otra media hora, debatiéndote entre regresar por él o darle más tiempo. Por el otro lado, tampoco puedes estarle exigiendo que mantenga un paso presionado y que siga tu ritmo, eso provocaría una tensión y un posible rompimiento que podría afectar hasta la amistad largamente construida, eliminaría lo placentero del viaje y aumentaría gravemente el riesgo de un accidente.
No olvidemos el aguante: ¿Tus compañeros se sienten a gusto rodando 600 kilómetros diarios y tú 300 kilómetros? Y no olvidemos algo muy importante: ¿Viajan con el mismo presupuesto? ¿Mismo nivel de hoteles o alguno prefiere acampar? ¿Hamburguesa en el camino o un buen corte?

La gran emoción que provoca un viaje desde su concepción, puede nublar el pensamiento y estorbar una preparación inteligente, que le pueda brindar placer a todos los participantes. Recuerden también que al paso de los días el cansancio se incrementa y la tolerancia hacia los otros disminuye.

Todo esto es cuestión de gustos, pero los gustos de uno pueden ser muy diferentes al los de otro. ¿Qué tanto conoces a tus compañeros de viaje? ¿Qué tan dispuesto estás a ceder a tus pretensiones? Así que si quieres gozar del camino, empieza por conocer a tu vecino de viaje.

La Curva Peraltada que mejor se toma, es la que mejor se conoce.
Compartir  Compartir en Facebook Compartir en Twitter

OTROS ARTÍCULOS:



UNA MOTO PARA CADA QUIEN



QUEREMOS VIAJAR A AGUSTO…



LA QUIERO CON AGUA, POR FAVOR



UNA LLAMADA DE ATENCIÓN…



AGUAS... ¡DIVERTIDO PERO SEGURO!



 
Alianzas Dollar        Fusion Tables (TM)         Boxer Road Adventure         Edelweiss        Carpyen - Iluminación
Copyright © 2017 Boxer Motors   |   Aviso de Privacidad   |   Todos los derechos reservados