ARTÍCULOS
UNA LLAMADA DE ATENCIÓN…
Regresar
Fuente: Revista Boxer Motors
Conforme en nuestra sociedad crecen la pasión y el uso de la motocicleta, nos exponemos a que los conceptos y principios de seguridad empiecen a desvirtuarse.

En otras palabras, tenemos motociclistas nuevos, que no usaron una motocicleta desde niños o que no vivieron con una moto durante una buena parte de su vida, y que ahora llegan con mucho entusiasmo a descubrir este increíble mundo, con el deseo de integrarse en él. Cuando llegan lo hacen muchas veces de una manera improvisada, sin conocer los riesgos y alcances que implica utilizar este vehículo. Por ende, no advierten la importancia de un manejo seguro, del uso del equipo adecuado y sobre todo, no aquilatan a la experiencia como el mejor de los maestros.

La motocicleta es un medio práctico y económico, ha atraído el interés de numerosos usuarios que antes no la consideraban. En ese proceso, los recién llegados aprenden a usarla (ojo, dije usarla y no conducirla) de manera improvisada. No toman cursos, no conocen sus alcances ni sus prestaciones, lo que ocasiona que se abuse del vehículo. Eso propicia accidentes constantes, y muchas veces, de graves consecuencias.

El uso de la moto tiene que ir de la mano con una cultura de seguridad y de respeto a la máquina, con una educación básica del manejo y de la operación mecánica de la misma. Como complemento a esta educación, debe observarse el uso de una manera escalonada, que le permita a la experiencia jugar un papel de maestro indispensable.

En los países desarrollados no se puede manejar una motocicleta sin antes prepararse para ello correctamente, y sin aprobar un examen para que pueda obtenerse la licencia. En muchos de ellos inclusive se limita el tamaño de la moto que se puede conducir, dependiendo de la experiencia y capacidad demostrada por cada motociclista.

Los que estamos en el negocio de la venta de motocicletas somos co-responsables de la seguridad de nuestros clientes. Ni las armadoras ni los distribuidores podemos mantenernos sólo enfocados a la venta de unidades con base en el volumen. Debemos vender unidades con valor agregado, el cual asegure que nuestros clientes tendrán la mejor experiencia al usar este vehículo.

La venta de una moto debe de ir de la mano de un curso de manejo básico, de la recomendación del uso de equipo de seguridad, de una introducción y una explicación técnica sobre la moto; asimismo ha de incluir la integración del nuevo usuario con grupos de motociclistas experimentados, que lo puedan auxiliar con experiencia y buenos consejos.

Hago un llamado a los motociclistas nuevos y experimentados, para que pongamos atención en estos conceptos y salvemos el buen uso de la motocicleta. Que lo mantengamos como un medio de transporte seguro y eficiente; pero sobre todo que hagamos crecer esta pasión, que nos une como familia y que nos brinda increíbles momentos, que no podríamos encontrar de ninguna otra manera.

El respeto, la seguridad y la responsabilidad son ingredientes indispensables para garantizar el placer de la motocicleta.
Compartir  Compartir en Facebook Compartir en Twitter

OTROS ARTÍCULOS:



UNA MOTO PARA CADA QUIEN



QUEREMOS VIAJAR A AGUSTO…



LA QUIERO CON AGUA, POR FAVOR



UNA LLAMADA DE ATENCIÓN…



AGUAS... ¡DIVERTIDO PERO SEGURO!



 
Alianzas Dollar        Fusion Tables (TM)         Boxer Road Adventure         Edelweiss        Carpyen - Iluminación
Copyright © 2017 Boxer Motors   |   Aviso de Privacidad   |   Todos los derechos reservados