ARTÍCULOS
EL MUSEO SECRETO DE LA MOTOCICLETA
Regresar
Fuente: Revista Boxer Motors
BMW Moto Club Motorrad Guadalajara A. C.



Una asombrosa experiencia me esperaba, sin que pudiera imaginarlo, cuando recibí la amable invitación para asistir, el pasado 3 de noviembre, al festejo por los dos años de presidencia de Rafael Olavarrieta Ortiz al frente del BMW Moto Club Motorrad Guadalajara A.C. y que esta misma celebración, diera paso a la nueva mesa directiva integrada por Ernesto de la Mora como el nuevo presidente de Moto Club Nacional BMW-México A.C., Eduardo Orozco, Javier Noyola y un servidor.

Así mismo festejamos el cumpleaños de nuestro estimado amigo Salvador Herrera, quien fue invitado a ser presidente del BMW Moto Club Motorrad Guadalajara A.C. para el próximo período.

La fiesta, además de estar llena de emotividad y diversión, fue algo muy especial por el hecho de que estuvo enmarcada en una ambiente completamente novedoso y fuera de lo común.

Como pocos clubes del mundo, éste tiene una sede impresionante, una gran inmueble dividido en dos cuerpos: el primero, cuya altura del techo equivale a dos plantas, permite que el área sea de una extensión y amplitud increíbles; el segundo cuerpo del edificio es de dos pisos, lo que facilita el que cada área se destine para algún propósito especial.

Cuarteles secretos
El recinto se ubica en una zona fabril de la capital de Jalisco; jamás se sospecharía encontrar lo que sin duda alguna es un auténtico museo del motociclismo en toda la extensión de la palabra.

Al entrar en lo que parece ser una bodega común y corriente, se aprecia una gran área rodeada de vitrinas, dentro de las cuales se pueden descubrir muchos años de trabajo y precisión para documentar eventos, convenciones, carreras, triunfos y anécdotas en general, todas ellas relacionadas con el mundo del motociclismo.

Dentro de cada vitrina se atesoran revistas, libros, recortes de periódico, folletos, artesanías, juguetes, fotos, carteles y un sinfín de artículos alusivos: hay gorras, pines, parches, carritos a escala, motos a escala, lentes, relojes, calendarios y toda clase de memorabilia relativa al tema de esa vitrina. Cada convención, cada viaje importante, cada aventura, está perfectamente documentada, ilustrada y enriquecida con un detalle, profundidad y detenimiento, como sólo se puede lograr con pasión, dedicación, amplio conocimiento y gran capacidad.

Cuando se recorre esta gran sala, es posible ser testigo de una buena parte de la historia de la motocicleta en México, aderezada con toda clase de piezas y gadgets relacionados con esta pasión, que cuelgan, se acomodan y se apilan por doquier.

No faltan los uniformes, cascos, botas, refacciones, y lo más impresionante de todo: muchas motocicletas en perfecto estado, que de una u otra forma representan una época, un logro, una novedad de diseño o un gran recuerdo para el propietario. Es impresionante ver tantas decenas de motocicletas de diferentes marcas, en perfectas condiciones, todas ellas con la batería cargada, las llantas infladas y un nivel de mantenimiento, preservación y estética increíbles.

El criterio de coleccionista no se enfoca al precio o posible valor comercial de las piezas. Es mucho más profundo y relativo al valor, histórico, social o vivencial de cada objeto.

Dentro de las miles y miles de fotografías, se encuentran amigos que a lo largo de los años han sido los forjadores de esta actividad en México, reseñas de grandes viajes, anécdotas de reuniones, convenciones, salidas y todas aquellas actividades generadas o logradas alrededor de esta afición, este club y este grupo de buenos amigos.

Un comienzo espontáneo
Resulta ser que este museo se inició hace algunos años y que ha ido incrementando sus colecciones por la afición y apasionamiento del club: se han comprado las motocicletas de algunos de los miembros, con el fin de guardar la historia y preservar la tradición.

Después de recorrer durante un largo tiempo todo el "museo", no sentamos a compartir una magnífica comida tradicional, típica de la zona en la que no podían faltar el tequila, la inmejorable compañía ni la plática.

Durante la comida tuvimos un gran intercambio de ideas y conceptos con muchos de los miembros del club, sobre el motociclismo BMW y sobre temas varios que influyen en nuestras vidas cotidianas.

Me dio mucho gusto ver que entre los invitados había varios miembros de otros clubes u organizaciones, lo cual me recuerda que los BM´S somos y debemos seguir siendo ejemplo de civilidad, de apertura, de capacidad y madurez. Después de todo, tenemos la misma pasión y valores, por lo que ante la sociedad debemos presentar un frente común.

Nuestros anfitriones, además de generosos y esplendidos, resultaron magníficos cantantes como buenos tapatíos, con lo que amenizaron la noche. Así recordamos la música vernácula con la que todos crecimos y nos identificamos. Todo el tiempo estuvimos acompañados de música en vivo; hubo momentos en los que un cantante profesional se disfrazó para interactuar con el público, lo cual generó que la diversión y las risas explotaran

Qué gran revelación se produjo cuando escuchamos la canción del compositor jalisciense Alberto Escobar , "Coincidir", cuya letra me recordó la maravilla que ha sido coincidir con este grupo de amigos que han formado un club, lleno de historia, de tradición, de compañerismo y de capacidad.
Compartir  Compartir en Facebook Compartir en Twitter

OTROS ARTÍCULOS:



ARTE EN POPOTILLO: ARTESANOS MEXICANOS DEL SIGLO XXI



SHEN YUN VISITARÁ MÉXICO POR PRIMERA VEZ



DESIGN FASHION AWARD: NACE UNA TRADICIÓN



EL MUSEO SECRETO DE LA MOTOCICLETA



HOTEL BRICK



 
Alianzas Dollar        Fusion Tables (TM)         Boxer Road Adventure         Edelweiss        Carpyen - Iluminación
Copyright © 2018 Boxer Motors   |   Aviso de Privacidad   |   Todos los derechos reservados