ARTÍCULOS
LA JOVEN FEDERACIÓN LATINOAMERICANA BMW
Regresar
Fuente: Revista Boxer Motors
Antonio Munhoz, Originario de São Paulo, Brasil; mi actividad profesional se relaciona con el área de la construcción, el desarrollo de energías limpias como la eólica y las pequeñas centrales hidroeléctricas.
Desde muy joven me volví aficionado a los vehículos, especialmente a los BMW. Mi afición se abocaba principalmente hacia los coches, pero también hacia las motos, si bien, mi primera motocicleta fue una Suzuki GT 380;fundé el BMW Car Club de Brasil, soy el socio 001.
En el gigante sudamericano, el motociclismo está muy activo; en lo que toca a las motocicletas BMW, la fábrica de la marca bávara en Manaos produce cinco mil al año y sigue creciendo mucho.
A este respecto, la América Latina y el Caribe padecieron un momento muy difícil en los últimos 30 años; en varios países, incluido Brasil, la importación estuvo prohibida durante largo tiempo; sin embargo, en la actualidad hay importadores BMW prácticamente en todos nuestros países, y las ventas están aumentando notablemente.
El desarrollo del automovilismo y del motociclismo BMW, ha traído consigo una vasta sensación de libertad. Cada vez más personas usan las motocicletas, especialmente la mejor del orbe, la BMW.
La idea de crear la Federación Latinoamericana de Clubes BMW (LAF), tiene como fin organizar y certificar a los clubes que ya existen y a los que habrán de surgir en esta región; la iniciativa surgió en la Reunión Anual del Consejo Internacional de Clubes BMW, que se llevó a cabo en septiembre de 2008 en Vancouver, Canadá. El Consejo invitó a todos los presidentes de los clubes BMW establecidos en la América Latina, para que participaran en una reunión con los Directores del propio Consejo en febrero de 2009, en Múnich, Alemania. Entre quienes asistieron a la invitación se contaron el BMW Car Club Brasil, representado por su servidor, Antonio Munhoz; el BMW Moto Club México, representado por Rubén Tenorio y el BMW Auto Club Argentina, representado por Mariano Varsky; en esta reunión se decidió fundar una Federación de Clubes Latinoamericanos BMW, y en junio de 2009, todos los clubes del subcontinente fueron invitados para participar en la Asamblea de Fundación, que se realizó el seis de junio de 2009, en Curitiba, Brasil: ahí se fundó la Federación Latinoamericana de Clubes BMW.
La importancia de la América Latina en el mundo BMW es muy grande: el mercado de la América Latina y el Caribe es uno de los que más crecen en el mundo. Los clubes son los embajadores de la marca, mientras que la Federaciones son el enlace entre los miembros de los clubes BMW alrededor del mundo y el Consejo Internacional de Clubes BMW. La Federación Latinoamericana, a su vez, enlaza a los clubes BMW de América Latina y el Caribe con el Consejo Internacional.
El mayor esfuerzo fue el propio acto de crear a la Federación, en junio de 2009 en Curitiba; en ello fue de gran importancia que estuvieran presentes varios clubes BMW de la región, así como la ayuda de los anfitriones, Harry Françóia, del BMW Motorrad Club Brasil y João Carlos Ignaszewski, del BMW Motorrad Museum de Curitiba.
A los alemanes les agradó mucho la iniciativa; en Curitiba, estuvo presente para la fundación de la LAF David de Bruyn, Vicepresidente del Consejo, quien ayudó para la aprobación de la LAF en Regensburg.
La LAF era la única Federación en su tipo que anteriormente no existía; ya estaban las de Europa, Asia, Norteamérica, Australia, Japón, etcétera.
Conforme a la regla del Consejo, en cada país solamente pueden existir un club oficial de motos y un cluboficial de automóviles; es una función de la LAF organizar y certificar a los clubes de América Latina y el Caribe.
La ventaja de que tanto los motociclistas como los automovilistas se integren en la Federación, radica en que pueden utilizar oficialmente el logo y la marca BMW en sus clubes; a través del Consejo pueden visitar en Alemania BMW Classics y otras atracciones como la planta de Múnich y el Museo BMW.
Pueden obtener el diez por ciento de descuento en las prendas BMW con el concesionarioNiederlassung München, presentando su credencial de socio del Club BMW, así como un documento que acredite la propiedad de un coche o una moto BMW. Pero la mayor ventaja es el encuentro de muchos amigos en el país sede de su club y en las otras naciones de América Latina y el Caribe. Además, hay un intercambio constante de informaciones sobre mantenimiento y turismo.
Lo que tienen en común, lo que une a los automovilistas y a los motociclistas BMW es el placer de conducir esas máquinas y apreciar las cosas buenas de la vida. Existe una identidad, un compromiso: somos BM’s y bimmers. No existe ninguna diferencia entre los latinoamericanos y los BM’s de otras latitudes. Todos somos aficionados a la marca: nuestro lenguaje y nuestra pasión son mundiales.
El conductor BMW se distingue por su buen gusto; también porque es exigente en cuanto a las cualidades de su vehículo y a sus características deportivas. Los coches BMW y las motos BMW son las mejores del mundo. Ahora hay muchos jóvenes que se están asociando a la cultura BMW.
Los retos para el futuro próximo son fomentar la creación y la certificación de clubes BMW en aquellos países de América Latina y el Caribe donde aún no existen.
Sin duda, la América Latina ofrece buenas condiciones para el motociclismo, ya que poseemos muchos paraísos turísticos y nuestra gente es muy hospitalaria.
Deseo agradecer el apoyo de Boxer Motors en todas las actividades que hemos realizado en América Latina y el Caribe.
Compartir  Compartir en Facebook Compartir en Twitter

OTROS ARTÍCULOS:



CARTA DEL PRESIDENTE ERNESTO DE LA MORA



LA JOVEN FEDERACIÓN LATINOAMERICANA BMW



LOS CUATRO PILARES DEL MOTOCICLISMO A BORDO DE UNA BMW



MOTOCICLISMO, HOY Y MAÑANA



Axel Pettersson mensaje del presidente OCTUBRE 2011



 
Alianzas Dollar        Fusion Tables (TM)         Boxer Road Adventure         Edelweiss        Carpyen - Iluminación
Copyright © 2017 Boxer Motors   |   Aviso de Privacidad   |   Todos los derechos reservados