Chance To Challenge es una organización social que ofrece experiencias al aire libre, con el propósito de impulsar la conservación y desarrollo sustentable, apoyando a fundaciones sin fines de lucro. Los viajes que organizan buscan ser una opción productiva que involucre directamente a la comunidad que se visita, así como contribuir a la educación de quienes realizan el viaje: tanto visitantes como operadores. Lamentablemente sólo pudimos hablar con una de sus fundadoras, Roberta Saenz y con Fernando Álvarez, quien es uno de los guías. La entrevista se llevó a cabo en Camino del Bosque Contadero, Ciudad de México.

BM: ¿Cómo nace Chance To Challenge?

Roberta: Mis papas siempre me han involucrado en temas de alpinisimo y filantropia. Hace 5 años decidimos hacer el primer proyecto de Chance to Challenge, que consistía en subir al base camp del Everest y que cada una de las integrantes becara a un doctor con Alianza Médica para la Salud, para que fuera a estudiar al extranjero (Estados Unidos y Austria), y que al regresar a México firmara para trabajar en el sector público y privado por un periodo de tiempo, evitando así que haya fuga de talento.

Hace 5 años, me metí a practicar montañismo y conocí a Dani (Daniela Rivera Torres). Como las dos compartíamos el mismo amor por la naturaleza y los viajes y queríamos regresar algo a cambio fundamos a Chance To Challenge, que originalmente comenzó como una agencia de viajes e hicimos una prueba piloto con un viaje a Chihuahua, a las Barrancas del Cobre donde cobramos tres mil pesos: porque nuestra idea es que este proyecto sea accesible para la gente joven.

Al hacer el viaje a Chihuahua comenzamos a contactar a fundaciones locales, y ayudamos a una comunidad Tarahumara a tener un sistema de conservación y aprovechamiento de agua. Pero notamos que el impacto era mínimo, así que decidimos enfocarnos en la ecología y en el desarrollo sustentable.

También iniciamos una forma diferente de ser viajero: ser Challenger responsable, haciendo algo en una comunidad y que esa comunidad deje algo en ti.

Nuestra primer acción fue una reforestación en conjunto con otros emprendedores: sembramos 30,000 árboles en el Nevado de Toluca.

Después conocí a “El Referi” y comenzamos la caminata del Nevado – Valle, y es realmente cuando Chance To Challenge dio un boom. Algo que nos ha ayudado mucho es que no somos las atletas profesionales extremas, entonces la gente piensa “yo sí lo puedo hacer”.

BM: ¿Cuál fue el detonante que piensas que te hizo decir “a partir de aquí, esto, es Change To Challenge”?

Roberta: Yo creo que el hecho que es algo al alcance de todos. Nuestra generación ya está cambiando de chip y nos estamos dando cuenta de los problemas que hay, y que hay muchas personas con el mismo interés, y aquí pueden encontrarse y conocerse.

BM: ¿Cómo definen a un guía? ¿Cómo los encuentran?

Roberta: Una gran parte de lo que buscamos es que los guías compartan los mismos valores que nosotros, el amor por la naturaleza y la conservación, y sean profesionales en su área. Buscamos personas con pasión y que sí quieran cambiar las cosas. Hemos trabajado con excelentes personas como Héctor Ponce de León, quien nos llevó al base camp del Everest con el primer Chance to Challenge. Este tipo de Guías han sido nuestro motor y son un gran ejemplo a seguir en el mundo de la aventura.

BM: ¿Qué historias de éxito tienes?

Roberta: Lo que mas nos da orgullo es la comunidad de gente responsable que se ha unido a los viajes.Sólo en este año (2017) vamos por 500 challengers.

Al hacer caminatas con Chance to Challenge, apoyas con el 15% de las ganancias a impulsar proyectos padrísimos con diferentes organizaciones que se dedican a las conservación y al desarrollo de las comunidades. Las alianzas que hemos hecho con estas organizaciones son muy especiales para nosotros ya que nos permiten conocer a fondo los problemas que atacan a nuestro a país y a los otros donde viajamos. Algunas de ellos son: Consejo Civil de la Silvicultura Sostenible, Captar, Peace Corps Guatemala, Natura Mexicana.

BM: Platícanos, ¿cómo aportas a esta asociación?

Fernando: A mí, desde pequeño me ha apasionado el bosque, la montaña, la bicicleta de montaña, la caminata y el deporte, todo por hobby. En mi familia siempre hemos sido conscientes de todos los temas ecológicos, de conservación y preservación. Cuando comenzamos a hacer rutas, la primera fue del Nevado de Toluca a Valle de Bravo. En aquel entonces un amigo que conocía un poco la zona me acompaño y me dijo, “si caminas hacia el sur llévate una brújula, y llegas”. Antes no existía toda la tecnología que tenemos ahora. Así es como empecé a sacar diferentes rutas hasta tener un portafolio.

 

Hoy en día esta ruta es la que tiene más éxito, en esta caminata se recorren 54 km, de desnivel son 2,300m y de subida son 450m.

Durante la ruta pasamos por tres ejidos: San Bartolo, Los Altos y Corral de Piedra, en este último nuestro proyecto ha tenido mucho éxito. Con el propósito de que esa comunidad dejara de talar se creó un hotel eco-sustentable, con 15 cabañas 100% ecológicas, con paneles solares, manejo de desperdicio, división de basura y cero emisiones de carbono. Nosotros comenzamos a comercializar el viaje y quedarnos en esas cabañas para darles algo a cambio. En promedio les dejamos entre siete y diez mil pesos en un fin de semana. Así la gente dejó de talar y se enfocaron en brindar un mejor servicio, incluso ganaron un premio de 800,000 pesos que da el gobierno a los mejores hoteles como proyectos productivos.

Nosotros buscamos este tipo de proyectos donde se cuide los bosques, evitando la tala de arboles y no afectando la fauna.

BM: ¿Hay alguien que los esté representando en otros estados?

Roberta: Así es, en Chihuahua está Alessandra Camino, que es una amiga nuestra y nos ha recomendado guías y fundaciones.

En Guatemala esta la hermana de Dani la cual nos ha conectado con comunidades y rutas impresionantes tambien.

BM: Mucha gente no se atreve a salir por el miedo a la inseguridad en México, ¿qué les dirías? Roberta: La mayoria de nuestras rutas pasan por ejidos y comunidades las cuales se ven directamente beneficiadas por la aportacion que hacemos a las organizaciones. Lo cual hace que ya nos conozcan y nos cuiden. Tratamos de que nuestros viajes solo los beneficien y no se sientan invadidos. Aparte de que estudiamos muy bien las rutas antes de hacerlas y para nosotros la seguridad siempre es primero.

BM: ¿Cómo ves a Chance To Callenge en el futuro, a nivel social?

Roberta: Que se comiencen a crear microeconomias en los lugares que visitamos gracias a el turismo sustentable. Que gracias a esos ingresos se alejen de la violencia, tala de arboles o narco.

BM: Platícanos un poco sobre Daniela. ¿Por qué la seleccionaste?

Roberta: Ella estudió la carrera de psicología, es muy observadora y tiene mucho tacto con las personas.

Aparte de que compartimos el mismo amor por la naturaleza y las ganas de explorar.

Ella ha viajado mucho y dio un cambio radical a su vida igual que yo, somos parecidas y diferentes a la vez. Yo me emociono mucho y ella es más medida, ya que es maestra de yoga y practica la meditación, entonces se crea un balance entre las dos.

BM: ¿Cuántas caminatas hacen, y hacia dónde?

Roberta: Tenemos varias de diferentes niveles y gustos.

Volcanes Nacionales: Nevado de Toluca, Malinche, Pico de Orizaba, Iztaccihuatl.

Volcanes Internacionales: Guatemala (Acatenango y San Pedro), Tanzania (Kilimanjaro), Nepal ( Base Camp del Everest).

Caminatas: Camino Copalita, Oaxaca. Montes Azules, Chiapas. Mineral del Chico. Caminata del Nevado de Toluca a Valle de Bravo. Barranas del Cobre (Chihuahua).

Cañonismo: Cuetzalan.

Todo esto lo pueden ver en nuestra pagina y reservar online. Chancetochallenge.com

BM: ¿Tienen un lugar físico en donde trabajan?

Roberta: Siempre hemos visto nuestra oficina como la montaña jaja. Pero por ahora no tenemos un espacio fisico ya que todo se hace por e mail o a travez de nuestra página nueva. Pero el equipo ha estado creciendo con rapidez y esperamos pronto tener un espacio a donde los podamos invitar.