A principios del 2001 salió al mercado el primer scooter de BMW Motorrad, el cuál en su momento tuvo varias ventas pero no tuvo el éxito que se esperaba y por ende la marca alemana decidió descontinuar el modelo.

De alguna manera, después de varios años la marca sigue dándole vueltas a la idea del primer scooter C1 y a pesar de su desaparición, BMW Motorrad tuvo la idea de montar una cubierta modular.

Esta estructura modular valdría para cualquier scooter de BMW.

En los últimos días han sacado a la luz una patente que BMW presentó en Alemania en noviembre del 2017 y en la que se aprecia un diseño modular para lo que parece ser el chasis del C-Evolution, el scooter eléctrico de la marca bávara.

Los dibujos muestran cómo un techo se podría añadir a un scooter y así cambiar su diseño, aumentar su seguridad y mejorar la protección contra el mal tiempo. También esta idea no solo valdría para el C-Evolution sino también para otros modelos de combustión de la marca como el C 650 GT, el C 650 Sport, el C 400 GT, el C 400 X y el mencionado scooter eléctrico.

Este planteamiento modular está diseñado de tal forma que podría dejarse al desnudo la máquina para poder ver las entrañas del scooter y así hacer las revisiones o reparaciones necesarias de una forma más rápida. Volver a retomar esta idea de un techo en un scooter de BMW tiene sentido si es para mejorar la seguridad ya que el piloto quedaría más protegido y no saldría despedido en caso de accidente, siempre y cuando se lleve el cinturón de seguridad.

La estructura modular sin duda es una gran opción, esperamos que este nuevo diseño logre tener el éxito que quizá a principios del siglo XXI cuando salió el primer scooter no lo tuvo. Por el momento es una idea registrada y plasmada en blanco y negro.