En entrevista para la revista Forbes, el CEO de la división de motocicletas de BMW Group, el Dr. Markus Schramm, compartió la visión del fabricante alemán de motocicletas sobre cómo la marca abordará el futuro ante el uso de las tecnologías CASE (conectada, autónoma, compartida y eléctrica), que ayudan a que los vehículos sean más inteligentes, seguros y atractivos.

En el mundo de las motocicletas, se trataría de una generación completamente nueva que combinan el rendimiento, la comodidad y la seguridad para llevar las experiencias de manejo a nuevos y diferentes niveles.

El Dr. Markus Schramm, apasionado de las motocicletas y con más de tres décadas en la empresa BMW Group, expuso en la entrevista que, el objetivo de la marca es lograr que las motocicletas que incorporen esta tecnología contribuyan a hacer que el motociclismo esté más orientado a la experiencia, sea más cómodo y también más seguro.

En materia de conectividad, Schramm destacó la creciente importancia que han cobrado servicios como los sistemas de asistencia, donde BMW Motorrad es actualmente el único fabricante de motocicletas que ofrece un sistema e-Call de fábrica, así como la conectividad en el casco, que ya es un equipo estándar en muchos de los modelos actuales de BMW. También mencionó la posibilidad de ayudar a mejorar la experiencia, con la la optimización de la planificación de rutas, mostrar información de navegación directamente en la pantalla TFT, registrar recorridos y estadísticas de rendimiento de conducción tales como ángulos de inclinación, fuerzas de aceleración y desaceleración o perfiles de altitud.

Sobre el tema de la autonomía, el CEO de BMW Motorrad declaró que la empresa utilizará las tecnologías de conducción autónoma para, además de aumentar la seguridad a bordo, “llevar la conducción a un nuevo nivel”, en entornos futuros donde la conectividad y la autonomía sean las constantes.

Para BMW Motorrad, el mayor desafío en temas de la movilidad compartida, es que no siempre todas las personas son cuidadosas con los bienes de otros, como lo son con los propios. Sin embargo, BMW Motorrad mantiene el compromiso con la visión de BMW Group de convertirse en una empresa de movilidad centrada en el cliente. Schramm destacó el programa RentARide implementado en varios países, que permite a sus las personas conducir casi cualquier modelo de motocicletas BMW bajo el esquema de alquiler.

Del mismo modo, mencionó que se es plenamente consciente que la movilidad eléctrica sobre dos ruedas será muy importante para el futuro del motociclismo, escenario donde BMW ya tiene puesta la mira desde hace años con algunos modelos y prototipos. Y destacó que “La movilidad eléctrica en dos ruedas debe ser realmente divertida y aventurera, y BMW se compromete a desarrollar los productos correspondientes”, donde BMW planea “jugar un papel de liderazgo en la industria de las motocicletas, no solo en el tema del alcance sino también en el tema de acelerar el tiempo de carga de la batería y el diseño”.