Desde hace ya varios años la tendencia en la industria automotriz es el desarrollo de vehículos híbridos y eléctricos, como una respuesta al gran problema de contaminación y de movilidad que se vive en las grandes ciudades del mundo. Desde hace muchos años una alternativa para reducir los índices de emisiones contaminantes y mejorar los tiempos de traslado, ha sido el uso de la motocicleta, la cual nos permite recorrer grandes distancias con un consumo muy inferior de combustible y una mayor facilidad para desplazarnos en espacios cada vez más llenos de automóviles.

Sin embargo, ante la constante alza en los precios de los combustibles y la creciente necesidad de desarrollar soluciones de movilidad sustentable, los principales fabricantes de motocicletas ya comienzan a incursionar en el desarrollo de prototipos apostando por esta fuente de energía para sus principales modelos.

Recientemente se han publicado rumores en diversos medios de información especializados en motociclismo alrededor del mundo, de lo que serían los primeros intentos serios de BMW por desarrollar un sistema híbrido para sus motocicletas, mismos que no suenan nada raro ante las declaraciones de Edgar Heinrich (jefe de Diseño de BMW Motorrad) al portal motorpasionmoto.com, donde deja entrever el interés de la marca en aprovechar las nuevas oportunidades en materia de diseño en busca de originalidad, que el mundo de las motocicletas eléctricas traería de regreso a la industria.

Se dice que BMW habría patentado un sistema híbrido para sus motos en el que la rueda delantera de la moto estaría asistida por un motor eléctrico, lo que muchos podrían ver como un aporte en materia de reducir el consumo al apoyar el motor de combustión y la tracción del eje trasero independiente. Por otro lado, también podría ser una solución en la búsqueda de la marca alemana por diseñar motocicletas trail que cuenten con tracción total en ambas ruedas, que además se traduciría en mayor facilidad para mover los modelos más pesados.

Por ahora, únicamente son rumores que circulan, junto con supuestos documentos filtrados del diseño en cuestión, y aún faltaría que llegaran a la etapa de desarrollo para conocer los verdaderos alcances de esta tecnología aplicada en modelos como las GS que dominan el mercado en nuestro país, la K1600 B o la BMW R 1250 RT.

Seguramente la llegada de las motos híbridas traería consigo algunos cambios en el diseño y nuevas necesidades, que los equipos de ingenieros deberán resolver, como el almacenaje de las baterías y mantener el balance y peso optimizados. Pero lo que no queda duda es que BMW ya tiene parte del camino recorrido, pues debemos recordar que desde 2012 ya comercializa el scooter eléctrico BMW C Evolution, además del diseño de su prototipo futurista BMW Motorrad VISION NEXT 100 de 2016.

Esperemos pronto ver esta tecnología que aprovecha la energía eléctrica y de combustión simultáneamente aplicada en los modelos tradicionales de mayor calibre de la marca.