El taiwanés Winston Yeh, creó esta motocicleta en el año 2016 basándose en una BMW RnineT. En el año que la moto fue lanzada se hizo bastante viral por su aspecto raro y sus detalles diferentes y únicos.

Winston Yeh es uno de los preparadores más solicitados en el mundo del motociclismo. Su empresa llamada Rough Crafts ha pasado a formar parte de la élite dentro del medio de las motos especiales. La BMW R nineT la llamaron Bavarian Fistfighter, la cual es una muestra de calidad de sus trabajos. Es un tributo al pasado mezclado con tecnología moderna.

No hace falta ser un experto para darse cuenta de que la carrocería de esta motocicleta está inspirada en las de algunas BMW clásicas de los 70 y principios de los 80. El depósito está realizado en aluminio y bajo él se ocultan la bomba de gasolina y la batería. La caja de admisión ha desaparecido y el motor respira a través de unas trompetas anodizadas en color negro, como lo esta toda la moto.

La parte trasera se ha minimizado al máximo. El subchasis se ha reformado en profundidad y sobre él se ha acoplado un asiento monoplaza de fabricación propia y de estilo muy retro. Y las llantas de aleación también han sido diseñadas por Rough Crafts y están calzadas por unos slicks de Pirelli, que contribuyen a que la estampa de esta máquina sea aún más impresionante.

Otros elementos que llaman la atención son los enormes discos delanteros de 330 mm de Beringer, el amortiguador de Gears Racing o la pequeña instrumentación de Speedo.

Las motos de Winston nunca son prominentes ni llamativas y nunca tiene que dar explicaciones sobre ellas. “Me gustan los diseños sutiles. Por eso todas mis motos son de color negro”, explicó. La armonía es su principal prioridad, nada destaca ni distrae. Lo que más le gusta a este creador de su motocicleta Bavarian Fistfighter es precisamente lo que no está presente: la parte de atrás.

El nombre de esta moto (que en español podría traducirse como “luchadora de puños bávara”) se debe a que los cilindros que sobresalen del motor tienen forma de puños cerrados. Al mismo tiempo, en el interior, los pistones se mueven de un lado a otro como los puños de un boxeador.

Winston indagó en la historia de BMW y reprodujo las ruedas a partir de las llantas de aluminio fundido con forma de copo de nieve de las antiguas bóxers refrigeradas por aire.