BMW R18 ingresó al segmento de los cruceros. Siendo la primera cruiser de la marca bávara, dejando la puerta abierta a la personalización.

Tank Machine es un taller francés que no dejo pasar la oportunidad de lanzar dos versiones customizadas del R18, dando un toque único a estas reliquias alemanas.

El BMW R18 viene equipado con el motor bóxer más grande que haya fabricado la marca: un 1.800 cc que genera 91 CV y ​​150 Nm de par entre 2.000 y 4.000 rpm. Tiene un eje expuesto abierto niquelado como el que solía construir BMW antes de los años 55 y un embrague antirrebote autorreforzado para ayudar a la tracción de la rueda trasera cuando se cambia a una marcha inferior con fuerza. En otras palabras, tiene trucos antiguos y nuevos para que se destaque entre la multitud y esto quizás sea una herramienta para que los talleres personalizados dejen su huella en una motocicleta de este tipo.

Este es el caso de Tank Machine, que diseñó estos dos BMW R18 modelos personalizados. La versión con esquema de color oscuro es una bobber refinada que presenta un sistema de escape personalizado, un asiento y guardabarros personalizados, un sistema de frenos mejorado y una suspensión Ohlins, por nombrar algunos ajustes. No hay detalles si Tank Machine realizó alguna actualización del motor.

Avanzando hacia el BMW R18 más resistente, esta vez, la motocicleta se ha modificado para hacer frente a las pistas todoterreno. Se ha ajustado la suspensión delantera, así como el sistema de frenos que ahora tiene solo un freno de disco delantero más grande que los estándares. Además, los guardabarros y la unidad de asiento están personalizados, mientras que Tank Machine usó un esquema de color blanco y azul para que la moto se destaque.