El pasado 24 de enero el BMW Motorrad WSBK Team debutó en su primer test conjunto celebrado en el Circuito de Jerez. Si bien la escudería alemana ya había cumplido dos jornadas de entrenamientos privados en diciembre pasado, el dúo del equipo, Tom Sykes y Markus Reiterberger, debieron esperar hasta el pasado jueves para conocer el comportamiento de la nueva S 1000 RR en su configuración final de Superbikes.

Con el inicio de la temporada del Campeonato del Mundo de Superbike MOTUL FIM 2019 en puerta el próximo mes en Australia, los corredores y los equipos ya trabajan para afinar detalles con miras a la primer fecha del año con un rendimiento al máximo.

La nueva temporada verá muchas caras nuevas, motos nuevas, pero también el regreso de nombres y fabricantes ilustres, y nuevos partidos fuertes para vigilar, entre los cuales se encuentra el fabricante alemán BMW que después de cuatro años regresa asociado con el equipo británico Shaun Muir Racing para 2019. BMW cuenta con un pasado exitoso en la categoría y para este año alineará a dos experimentados pilotos, Skyes y Reiterberger, para sacar su nuevo S1000RR a las pistas.

Los tiempos registrados por ambos pilotos son extraoficiales, ya que BMW decidió no montar el transponder en las motos para no ejercer ninguna presión a los pilotos en este momento de la pretemporada. Sin embargo, de acuerdo a información filtrada, se sabe que los tiempos del campeón del mundo en la temporada 2013 resultan prometedores, al colocarse en tercer lugar de la clasificación general de la jornada. Por su parte Reiterberger, quien terminara dos segundos detrás de su compañero (13° lugar), se mostró satisfecho con su rendimiento sobre la S 1000 RR pese a únicamente llevar tres días de experiencia sobre la BMW, y optimista en que habrá oportunidad de mejorar conforme pueda conocer mejor la moto alemana, pues apenas es el comienzo y él se caracteriza por buscar siempre el perfeccionamiento en su ejecución.

Estas sesiones de prueba en condiciones similares a las de una competencia real, brindan la oportunidad a los equipos y fabricantes para optimizar las motocicletas y realizar los ajustes técnicos necesarios para poner a punto las superbikes, además, de permitir que los pilotos comiencen a calentar los sentidos y conozcan a profundidad s sus compañeras de pista.

Definitivamente BMW Motorrad WSBK Team apuesta por la experiencia del piloto británico y el ímpetu y determinación del joven piloto alemán a bordo de su renovada e incónica superbike, para conquistar los podios del Campeonato del Mundo de Superbike MOTUL FIM en el 2019.