Desde el primer momento, la RR encabezó una auténtica revolución en la categoría de super bikes deportivas. Desde entonces, la moto se ha seguido desarrollando, ha perfeccionado todavía más su ya de por sí probado concepto y se le ha añadido lo último en tecnología. Sin embargo, a lo largo de este tiempo, la RR siempre ha mantenido un factor constante: su impresionante curva de potencia. Además, en lo que a su rendimiento se refiere, esta moto continúa siendo una auténtica pionera hoy en día.

La S 1000 RR incluye el Control de Tracción Dinámica DTC de serie, con el que se puede conseguir un mayor dinamismo y seguridad en la carretera. De este modo, esta super bike BMW continúa siendo una auténtica pura sangre entre en su categoría, tanto en la libertad de la carretera, como en el entorno controlado de un circuito de carreras.

Su innovadora tecnología permite al conductor disfrutar de todo el rendimiento con una intensidad y una inmediatez incomparable hasta el momento.

La BMW S 1000 RR ofrece lo necesario para todos los estilos, ya sea un aspecto sorprendente, un rendimiento auténtico o un comportamiento deportivo de purasangre. Esta motocicleta se encuentra disponible en tres colores diferentes: Blanco Luminoso / Azul Lupino Metalizado / Rojo Racing, que junto con el recubrimiento pintado de la rueda, esta variante de colores respalda su gen automovilístico y recuerda a la familia a la que pertenece: BMW Motorsport; Rojo Racing / Blanco Luminoso que destaca su rendimiento dinámico con el revestimiento de la rueda pintado de rojo; y Negro Tormenta Metalizado, un esquema de color que resalta aún más el aspecto misterioso y elegante del modelo.

La S 1000 RR posee numerosos detalles que permiten disfrutar de todo su rendimiento con mayor intensidad y mantener una mejor visión de conjunto en todas las situaciones que se produzcan en la carretera. Sus tres modos de conducción (“Rain”, “Sport” y “Race”) garantizan una coordinación óptima del acelerador electrónico, el ABS y el ASC incluso en condiciones cambiantes. Además, el Control de Tracción Dinámica DTC y el ABS (ambos de serie) proporcionan una mayor seguridad. El acelerador electrónico permite distribuir la inmensa potencia de la moto directamente y con mayor precisión.

Gracias a su elevada resolución, el panel de instrumentos proporciona una visualización clara de los ajustes seleccionados, así como la velocidad del motor y de carretera. De este modo, el piloto obtiene una visión general óptima del rendimiento de la RR y de sus ajustes en todo momento.