A principios de este año conocíamos los diseños para un sistema híbrido montado en la rueda delantera de las motocicletas BMW.

Ahora sabemos más datos, pero no del mismo tipo de hibridación sino de una montada junto al motor bóxer de la BMW R1200GS y que además es modular para adaptarla a otras configuraciones.

Se revelaron los dibujos de las patentes, no son extremadamente concretos pero sí nos pueden hacer una idea de qué es lo que se trae entre manos la compañía alemana.

En el dibujo superior se puede observar un motor bóxer (7) y un motor eléctrico (11). Ambos se conectan gracias a un adaptador (4) que incorpora en su interior un conjunto de engranajes planetarios y un embrague deslizante (19). De esta forma, tanto el motor eléctrico como el térmico pueden entregar la potencia a través del embrague mecánico (13) a la caja de transmisión situada en la parte inferior (14), la cual termina en el eje de salida (15) desde donde se transfiere la potencia a la rueda trasera.

Como el motor eléctrico está acoplado directamente al cigüeñal del motor, se evita la necesidad de contar con un motor de arranque, pudiendo gestionarse como decíamos de forma electrónica y cuando debe o no ayudar al motor térmico.

El adaptador es una de las partes fundamentales de este sistema ya que permite que el tren de transmisión sea modular, y con ello, poder montar diferentes motores eléctricos según las necesidades. También permite que el tamaño del sistema híbrido sea muy compacto.

Estos son los adelantos sobre el motor híbrido que está planeando BMW, habrá que esperar un tiempo para conocer más acerca de este tema que sin duda nos cambiará la vida de una manera positiva.