En el equipo de diseño de BMW Motorrad trabajan personas asombrosas. Cada diseñador posee su propio estilo y se siente como en casa dentro de su particular escena motera. Y lo mejor es que todos y cada uno de ellos añaden al equipo sus propias inspiraciones y pasiones.

Todas estas diferencias se combinan durante el proceso de diseño y se reflejan en cada nueva creación de BMW Motorrad. Edgar Heinrich, director de diseño de BMW Motorrad, presenta el equipo y el proceso de diseño de BMW Motorrad.

Para Heinrich y BMW, diseñar implica dar vida a una idea. El primer paso del proceso consiste en realizar un boceto de la idea en papel, para posteriormente pasar por varias etapas, como el de dibujar con cinta adhesiva sobre una pared el boceto para definir las líneas, la modelización con arcilla, la creación de un modelo tridimensional con plastilina industrial, hasta llegar a la modelización tridimensional en un espacio virtual. Al final del proceso creativo, se finalizan el color y el diseño de los materiales y sus múltiples posibilidades de personalización.

Quienes manejan motocicleta y disfrutan de llevar las máquinas hasta el límite, saben qué requisitos deben cumplir estos vehículos. Es por ello que todos los diseñadores de BMW Motorrad son unos apasionados motoristas. Además, como los diseñadores trabajan en sus motocicletas en su tiempo libre, tienen la oportunidad de aplicar ideas únicas junto a la producción estándar. Motos modernas, de alta tecnología o vintage, todo tiene cabida en los talleres de estos genios creativos. Este proceso incluye la experimentación propia, ya que diseñadores e ingenieros suelen realizar salidas frecuentes para averiguar hasta dónde pueden llegar en la aplicación de sus ideas, y de esta forma poner en práctica la filosofía de la marca: Make Life a Ride.