Luego de cerrar 2018 con un crecimiento como marca de 30% con más de 1.456 motocicletas comercializadas, este año se cumplen 25 años en el mercado local y aspiran ver 10.000 motocicletas BMW rodando por todo Colombia, esperando ventas de $60.000 millones. Es el momento en el que hay una apuesta tan agresiva en la historia de la marca, sacando toda la gama GS.

Algunas de sus estrategias para este 2019 son inversiones constantemente en su red de postventa, así como en el tema de vitrinas y concesionarios, atención al cliente, mejora de red de talleres y la más importante es la ampliación de dos a tres años de la garantía de producto y sin límite de kilometraje, pues su objetivo es que la gente ande y ruede por todo el territorio colombiano. En este tipo de procesos la compañía invierte más de $500 millones, que consideran una cifra razonable debido a que las personas reciben capacitación de personal preparado, algunas veces en la matriz en Alemania.

Las proyecciones que se tienen en cuanto a ingresos este año es entre 5% y 8%. Sin embargo, lo que va a marcar la parada en el mercado es el comportamiento del dólar. En unidades se espera crecer entre 10% a 12%, su propósito es acelerar mucho más el segmento con clientes más jóvenes a través de los nuevos productos.

En cuanto a lanzamientos, debido al éxito obtenido por la F700, la moto de alto cilindraje más vendida durante los últimos años, lo que se tiene esperado con la 750 es mantener ese volumen con sus dos versiones. En vitrina tendrán toda la gama adventure, que es la gama GS, sus cinco productos estarán renovados. Así mismo, la C400X se lanzará en abril y posteriormente la C400GT, entre otros.