BOXER MOTORS
Search
Close this search box.

Maxi Scooter BMW C 650 Sport – 2015

Maxi-Scooter-BMW-C-650-Sport-–-2015

Amael Vizzuett

Movilidad máxima en las complicadas ciudades de hoy, manejo deportivo para obtener el mejor provecho de las autopistas urbanas; potencia, seguridad y tecnología para las carreteras. Así se define la nueva C650 Sport, la maxi-scooter de BMW que ha redefinido al segmento.

Las maxi-scooter conservan la comodidad y conveniencia de sus antecesoras, las famosas motonetas que a mediados del siglo XX motorizaron a una generación de europeos, al tiempo que contribuyeron a que las mujeres se acercaran al transporte sobre dos ruedas; sin embargo, por su potencia, su agilidad y sus avances, las maxi-scooter son capaces de realizar viajes de largo alcance, a velocidades y distancias antes reservadas para las motocicletas “verdaderas”. La C650 Sport ofrece lo mejor de ambos mundos.

La C650 Sport es ante todo un vehículo ideal para los desplazamientos diarios en las ciudades. Los ingenieros de la casa muniquesa se esforzaron en que la nueva maxi-scooter se adaptara en cada detalle a las exigencias de la vida urbana.

Las opiniones de los conductores coinciden en que ese objetivo se logró cabalmente: esta BMW se desplaza con envidiable agilidad entre el cada vez más denso tránsito callejero, con lo que se reduce decisivamente el tiempo necesario para trasladarse de un compromiso a otro. Esta virtud es muy apreciada por los profesionistas y otros conductores que tienen que visitar a varios clientes durante la jornada de trabajo; la C 650 Sport resuelve además el problema del estacionamiento y abate el gasto de combustible, ya que su consumo va de 4.4 a 5. 6 litros por cada cien kilómetros.

Su motor de dos cilindros en línea y cuatro tiempos tiene una cilindrada, de 647 cc, que entrega una potencia de 60 cv (44 kw) a 7,500 rpm, con un par motor de 66 Nm a 6,000 rpm. Gracias a ello, la velocidad máxima de la C 650 Sport alcanza los 175 kph, lo que le permite un excelente desempeño en las autopistas, donde piloto y máquina se ven libres de los congestionamientos citadinos.

El sistema de frenos ABS es de serie y eleva la seguridad en la ruta; a ello se suma el control anti derrapes ASC (anti-slip control en inglés). El ASC ayuda a que la llanta trasera se mantenga bajo control cuando se maneja bajo la lluvia. Los diseñadores de BMW están muy orgullosos del nuevo silenciador, que complementa el estilo contemporáneo de la carrocería y le proporciona a la C 650 Sport su característico sonido, acorde con su potencia.

La nueva maxi-scooter acelera de 0 a 100 kph en 7.1 segundos, lo que asegura una respuesta inmediata en cuanto el semáforo cambia a verde en las confluencias urbanas.

La caja de cambios ofrece el sistema CVT (Continously Variable Transmission), que se articula con la transmisión por cadena en baño de aceite y el embrague centrífugo; la suspensión delantera de horquilla invertida y la trasera, de brazo basculante, completan el perfil deportivo de la C 650 Sport.

Una de las innovaciones que más ha llamado la atención de  los pilotos y de los medios especializados, es la asistencia de visión lateral o SVA (Side View Assist por sus siglas en inglés), un dispositivo auxiliar capaz de detectar la proximidad de otro vehículo dentro del punto ciego que no cubre el retrovisor. Para ello se vale de sensores ultrasónicos. El SVA alerta en el acto al piloto de la C 650 Sport, lo que resulta particularmente útil –vital incluso– en las vialidades citadinas, donde es tan frecuente que “de la nada” surja un automotor a toda prisa.

Peter Maier, ejecutivo a cargo del nuevo producto, ha explicado que se trata de un sistema completamente nuevo en el ámbito del motociclismo; también aclara que el sistema SVA es un auxiliar y que le corresponde al piloto mantener la vigilancia de su entorno; el SVA no remplaza a los retrovisores, los complementa, por ello los indicadores del SVA se ubican en los postes de los espejos.

El bastidor híbrido de tubos con bastidor secundario posterior atornillado, se concibió para el manejo deportivo; los modernos grupos ópticos incluyen unas luces diurnas con diseño vanguardista, que se ajustan automáticamente a la intensidad de la luz en el medio circundante; el faro principal se ilumina en cuanto la maxi-scooter entra en un túnel; una vez afuera, el faro principal se apaga y en su lugar se ilumina el faro de led diurno. Gracias a combinación de colores; el espacio de equipaje bajo el asiento es tan amplio que resuelve gran parte de las necesidades diarias.

Conforme a la tradición BMW, el estilo de la C 650 Sport se mantiene a la vanguardia, con sus líneas fluidas que integran a cada componente en un conjunto moderno y elegante. El azul “Racing Blue” y el negro “Saphirschwarz” se combinan para completar la personalidad de esta máquina. A grandes rasgos, ésta es la C 650 Sport, la maxi-scooter para conquistar la ciudad y sus alrededores.

Maxi Scooter C650 GT

Amael Vizzuett

La C 650 GT lleva la clase “Gran Turismo” a nuevos alcances en las maxi-scooter. La propia fábrica de Baviera resume la personalidad de su nueva máquina con la consigna: “Conquiste la ciudad o escápese de ella. Usted elige”.

No hay exageración, la C 650 GT se desliza en el laberinto urbano con la agilidad y la gracia de un gran felino en la selva; en el campo abierto de la autopista, su motor de dos cilindros en línea, 647 cc y 60 CV (44 KW) a 7,500 rpm, supera cualquier distancia. 

Los conductores de la maxi-scooter muniquesa elogian su facilidad de manejo y su extraordinaria comodidad, virtudes que permiten recorrer centenares de kilómetros sin fatiga y con esa sensación de libertad –o como dice el sitio de BMW Motorrad, de “escape”—que tanto disfrutan los verdaderos motociclistas. El control en las curvas es óptimo gracias al rígido bastidor tubular, a la suspensión trasera con el clásico brazo basculante BMW y al sistema de frenos con ABS integral de serie.

Como su hermana Sport, la C 650 GT ofrece una aceleración de 0 a 100 kph en 7.1 segundos y es capaz de alcanzar los 175 kilómetros por hora, es decir, que en los términos ingleses y estadounidenses, supera las anheladas cien millas por hora. Difícilmente habrán soñado con esa cifra los conductores que se animaron a manejar las primeras motonetas, a mediados del siglo XX. Los frenos de la nueva BMW son de tipo monodisco y se accionan hidráulicamente; los rines son de aluminio fundido, muy propios para las autopistas.

La nueva GT cuenta con la opción ASC (anti-slip control, en inglés), un sistema que evita el derrape de la llanta posterior cuando se maneja bajo la lluvia.

Sin embargo, la verdadera novedad absoluta es el sistema Side View Assist (SVA, “asistente de visión lateral”, en inglés) orgullo de los ingenieros bávaros. El SVA consta de cuatro sensores, que van montados en la parte frontal de la carrocería y en el porta-placas.  Entre los 25 y los 80 kph, el sistema SVA detecta la presencia de otros vehículos que se aproximen a cinco metros o menos de la maxi-scooter.

Unos triángulos traslúcidos, que se encienden en los soportes de los espejos retrovisores, alertan al piloto sobre los vehículos que se acercan a una distancia que exige atención; la BMW recuerda que pese a este sorprendente avance, el piloto debe mantenerse atento a los retrovisores.

Algunos motociclistas opinan que el SVA es importante en la carretera, donde unos instantes pueden ser vitales para mantener la seguridad: en la circulación urbana, previenen contra otro vehículo que aparezca súbitamente desde una calle lateral, una cochera o cualquier otro elemento citadino.

Son numerosos los detalles que enriquecen la seguridad, el desempeño y el placer de cada viaje en carretera a bordo de la C 650 GT: la generosa protección contra el viento que proporciona la carrocería; el parabrisas que se regula eléctricamente, el freno de estacionamiento que se acciona con el soporte “pata de cabra”.

La caja de cambios ofrece el sistema CVT (Continously Variable Transmission), que se articula con la transmisión por cadena en baño de aceite y el embrague centrífugo; la suspensión delantera de horquilla, y la trasera, de brazo basculante, completan el perfil urbano de la C 650 GT.

Es precisamente en la ciudad, donde la C 650 GT demuestra las virtudes tradicionales de las scooters o motonetas: es cómoda, ágil entre los automotores, fácil de estacionar, económica en su operación y más rápida para los traslados que cualquier coche de pasajeros. Los conductores de la maxi-scooter comentan las sensaciones de libertad e independencia que experimentan cotidianamente, lo que sin duda eleva no solamente la eficiencia profesional sino también la calidad de vida del propietario.

La luz diurna de LEDS, que se ajusta automáticamente a la iluminación del ambiente, contribuye a la seguridad en los complicados circuitos viales. La gama de opciones permite personalizar la GT conforme al estilo de cada conductor, a la vez que se comparte el orgullo de todo piloto de una BMW.

Scroll to Top