El equivalente moderno a la caballería ligera: menos de 200 kilogramos para una potencia de 1200 cc, un motor bóxer refrigerado por líquido, una suspensión que eleva la agilidad hasta en los terrenos más abruptos. Es la motocicleta de aventura y enduro surgida de la calidad BMW y de la inventiva de Touratech: la R 1200 GS Rambler.

La casa berlinesa Touratech, líder internacional en equipamiento de alto nivel, se conoce de sobra entre los fanáticos de BMW por su gama de accesorios para las R 1200 GS y R 1200 GS Adventure. A partir de esta base, Touratech se ha dado a la tarea de elevar el rendimiento de las GS con una versión totalmente de enduro.

Sin temor a correr riesgos con tal de superar sus logros, el fabricante alemán consiguió desarrollar la Rambler (Der Wanderer La Excursionista), un prototipo que se basa en las R 1200 R y R 1200 GS, modificadas con componentes Touratech.

Con apenas 188 kg (casi 50 kg menos que los modelos de serie), tanto la apariencia como el desempeño de las motocicletas bávaras se abocaron mucho más hacia el campo y los viajes por caminos de terracería.

Touratech, que trabajó en equipo con BMW Motorrad para desarrollar los dos prototipos, presentó a la BMW 1200 GS Rambler como una versión moderna de la BMW HP2, fabricada en 2005, y que se consideraba una máquina musculosa y recia para enduro; la Rambler lució un estilo ciertamente enduro, pero más desenfadado y esbelto.

La casa berlinesa la define como una moto con el mejor desempeño en las terracerías. Es una todoterreno para quienes quieren llegar a cualquier objetivo, sin importar las condiciones del camino y divirtiéndose en el trayecto.
Touratech, en Niedereschach, se encargó del desarrollo y la fabricación de los nuevos componentes, mientras su filial TT-3D, en Murnau, tuvo la misión de trabajar en el diseño minimalista; los dos prototipos se distinguían solamente por sus esquemas de color: uno era negro, gris y amarillo, el otro en blanco, azul y rojo, una combinación tradicional de BMW.

Los ingenieros tuvieron que resolver varios retos técnicos, uno de ellos fue el acoplamiento del motor y la caja de velocidades de la R 1200 R con la transmisión por eje cardán de la R 1200 GS. Contra lo que se pudiera pensar, esos componentes no eran compatibles. La solución proporcionó un elevado torque mediante una transmisión con un tacto calificado como muy directo, el cual obtiene el mejor provecho de los 125 CV del bóxer bicilíndrico.

Se eliminaron bastantes elementos de norma en las GS, como el Telelever de las GS; en su lugar se instaló la horquilla invertida de la R 1200 R, que proporciona un mayor recorrido con un menor peso; se modificaron también las geometrías. Con la mira puesta en los trayectos a campo traviesa, se identificaron los puntos que era menester reforzar en la estructura original. Conscientes de lo que podía esperarles a los pilotos en los terrenos accidentados, los diseñadores añadieron nuevos elementos tubulares como protección en caso de caídas.

Pese a ello se alcanzaron los objetivos de reducir el peso total de la Rambler respecto a los modelos de serie. Touratech Suspension tuvo a su cargo perfeccionar las adaptaciones de la horquilla delantera y de la suspensión posterior.

Se logró acrecentar la estabilidad del motor, incluso en los peores caminos y a altas velocidades. El sistema de escape Akaprovic es de titanio; la batería, de iones de litio. Estos elementos contribuyeron a volver más esbelta a la motocicleta.

Por lo que toca a los frenos, el doble disco delantero habitual se cambió por un monodisco, el cual mantiene las prestaciones del ABS de serie. Los componentes de la carrocería se fabricaron en carbono con reforzamiento plástico (CFRP), lo que proporcionó ligereza y resistencia.

La ergonomía recibió una atención especial: se instalaron manillares, puños y estriberas de nuevo tipo, más propios para el enduro. El asiento y el depósito se adelgazaron, con lo que ganaron en estética y comodidad. TT-3D, desarrolló un nuevo sistema que elimina la necesidad de una placa base para el asiento. Éste fue otro de los factores que ahorraron mucho peso.

El depósito principal, de aluminio, guarda hasta 16.2 litros de carburante y forma parte del bastidor auxiliar. Existe además un tanque separado de plástico, de 1.8 litros, donde se aloja la bomba de combustible.

El faro delantero es de halógeno; tras él se ubica el tablero de serie. Touratech ha preparado varios videos sobre el comportamiento de la Rambler, a la que presenta en terrenos áridos y demandantes, sobre los cuales, la motocicleta se desliza como un velero con viento a favor.

Les tocará a los amigos del enduro decidir si se suman a los entusiastas de la Rambler; sin duda, su estilo y su ergonomía atraerán a muchos seguidores.