Además del impacto mundial del coronavirus, hay otras situaciones que afectan diversas partes del mundo y que también requieren atención de parte de empresas y gobiernos, como es el caso de los incendios forestales que a lo largo de este año se han presentado en Australia, afectando a miles de familias.

Inmediatamente después de la apertura de la temporada del Campeonato Mundial de Superbikes FIM 2020 (WorldSBK), el equipo BMW Motorrad WorldSBK con pilotos, Tom Sykes (GBR) y Eugene Laverty (IRL), el director de BMW Motorrad Motorsport Marc Bongers y el director del equipo Shaun Muir, pudieron atestiguar parte de los daños al reunirse con residentes y bomberos locales en el país oceánico, que resultraron en encuentros inspiradores y emocionales. BMW Group Australia pudo documentar la gira de tres días en un video que en días pasados dieron a conocer.

Un día después del primer fin de semana de carrera de la temporada en Phillip Island (AUS), los miembros del equipo BMW Motorrad World SBK se reunieron nuevamente en el circuito. Esta vez, sin embargo, no montaron el BMW S 1000 RR, sino las motos BMW GS, en las cuales llevarían a cabo una gira todoterreno bastante especial, comenzando desde el Circuito de Phillip Island que los llevó a través de las áreas afectadas por los recientes incendios forestales durante tres días.

La gira fue organizada por BMW Group Australia como parte de sus extensos esfuerzos de ayuda contra incendios forestales, entre las cuales se incluye la donación de 600,000 AUD al llamamiento de ayuda y recuperación de desastres de la Cruz Roja Australiana.

El recorrido comenzó desde Phillip Island y condujo a los pilotos a 1.200 kilómetros a través del sureste de Australia hasta la capital Canberra. Significativamente, la ruta incorporó secciones del icónico GS Safari, en el que BMW Group Australia ha desempeñado un papel clave durante varios años con un enfoque de caridad y la provisión de experiencias mejoradas para los clientes de BMW.

Los participantes de la gira se dirigieron a través del estado de Victoria a Bright y a la pequeña comunidad de Swifts Creek, los cuales fueron fuertemente afectados por los incendios forestales. Luego, la ruta los llevó a través del Parque Nacional Alpino, al estado de Nueva Gales del Sur y su destino final en Canberra.

Para Tom Skyes, la experiencia estuvo llena de contrastes, pues mientras montar una BMW 1250 GS Adventure fue algo divertido, y los paisajes locales llevos de vegetación y animales eran impresionantes, al llegar a las zonas afectadas, pudieron ver las afectaciones a ese ecosistema.

La visita a los bomberos en la pequeña comunidad de Swifts Creek, con una población de solo 250, fue particularmente emotiva. Los bomberos demostraron su equipo, incluido cómo funciona el mecanismo de protección de un camión de bomberos cuando están rodeados por un infierno. Laverty y Sykes se probaron las chaquetas y los cascos, que los bomberos habían usado mientras luchaban contra los incendios forestales en los meses anteriores. Los bomberos y los residentes discutieron detenidamente cómo experimentaron la catástrofe y por qué, a pesar de la gran adversidad, se niegan a rendirse y siempre avanzan.

La gira de caridad llegó a su destino en Canberra el miércoles por la noche. Después de 1.200 kilómetros de travesía a campo traviesa, todos estaban bastante exhaustos pero profundamente conmovidos por lo que habían visto y experimentado.

Vikram Pawah, CEO de BMW Group Australia, se mostró satisfecho al ver que la visita de identidades internacionales de BMW Motorrad Motorsport a las regiones afectadas por los incendios forestales fue un estímulo y complementaba perfectamente los esfuerzos locales para proporcionar ayuda a los necesitados.

BMW Group Australia tiene planes para continuar recaudando fondos para las víctimas de incendios forestales, incluida la subasta de los cascos BMW GS usados ​​por Sykes y Laverty durante la gira con fines benéficos.