La marea ha cambiado con el equipo BMW Motorrad WorldSBK que completó con éxito el primer fin de semana del Campeonato Mundial de Superbikes FIM (WorldSBK) en Barcelona, con una sólida actuación. En la segunda carrera del domingo por la tarde, Tom Sykes (GBR) y Eugene Laverty (IRL) terminaron en quinta y séptima posición con sus BMW S 1000 RR. Esto representó el mejor resultado en una carrera principal de esta temporada para ambos corredores.

Sykes comenzó la carrera de Superpole el domingo por la mañana desde el tercer lugar, antes de retroceder para cruzar la línea de meta en la novena posición. Su compañero de equipo, Laverty, terminó undécimo, perdiéndose entre los diez primeros por solo cuatro milésimas de segundo. Los resultados los vieron comenzar la segunda carrera principal por la tarde desde el noveno y duodécimo puestos.

Cuando las luces se apagaron a las 15:00 hora local, ambos pilotos de BMW inmediatamente subieron algunas posiciones; Sykes se movió al séptimo lugar, con Laverty justo detrás de él en el octavo lugar. Sykes se mantuvo séptimo hasta la penúltima vuelta, cuando subió al sexto lugar tras la retirada de Michael Ruben Rinaldi (ITA). Sykes continuó aplicando presión durante la última vuelta, pasando a Scott Redding (GBR) para reclamar la quinta posición. Laverty estuvo involucrado en una batalla intrépida con Alex Lowes (GBR) y Leon Haslam (GBR) durante largos períodos de la carrera antes de realizar una gran maniobra de adelantamiento en la vuelta 16. En la etapa final, Laverty pudo alejarse de los corredores detrás de él y nunca estuvo en peligro de ceder su séptimo lugar.

El campeonato WorldSBK ahora se trasladará a Francia, donde el séptimo y penúltimo fin de semana de carreras de la temporada tendrá lugar en Magny-Cours el primer fin de semana de octubre.