Bernhard Naumann, renombrado personalizador austriaco, también conocido como Blechmann en la escena de la customización de motocicletas, presenta su versión de la nueva BMW R 18, elaborada de manera conjunta con la marca.

Con la nueva BMW R 18, BMW Motorrad presentó la primera motocicleta de producción de la marca para el segmento “Cruiser” en abril de 2020. Como ninguna otra motocicleta BMW, este modelo se encuentra completamente en la tradición de las motocicletas BMW históricas, tanto desde el punto de vista técnico como en lo que respecta a su diseño. Se basa en modelos ilustres como la BMW R 5 y vuelve a centrarse en los elementos esenciales de la motocicleta. Razón suficiente para que Bernhard Naumann trabajara lo menos posible en el marco y la tecnología, y utilizara sólo los puntos de montaje originales para la creación de la Blechmann R 18.

Al comenzar con una nueva creación, Bernhard Naumann nunca usa bocetos de antemano. Se inspira mientras trabaja en la propia motocicleta. “Dibujo mi diseño directamente sobre el objeto utilizando el material final. Esto me permite responder directamente a los requerimientos y estar atento a las proporciones en todo momento”, explica el diseñador.

En el caso de la Blechmann R 18, inicialmente “puso el carro delante del caballo” para poder evaluar correctamente las proporciones del carenado frontal. La monoplaza deportiva se basa en la estructura de soporte original de la salpicadera trasera, y los asientos del piloto y el pasajero. La luz trasera procede de Kellermann. El tanque de combustible se ha modificado mucho: por un lado, es más estrecho, lo que lo hace deportivo y expone el motor aún más. Por otro lado, cuenta con cortes a la altura de las rodillas, que apoyan aún más la línea atlética. El tubo de dirección original se utilizó como base para el manillar.

A continuación, Blechmann personalizó los faros. Al igual que con su última motocicleta BMW personalizada “Giggerl”, una conversión de la BMW R nineT, los faros delanteros iban a tener un diseño sutil en forma de riñón esta vez. De manera análoga al motor clásico bóxer, Blechmann colocó una lámpara de filamento en un lugar destacado en el centro. Aquí, también, el ángulo de dirección y el faro inclinado hacia adelante determinan el diseño básico de la motocicleta personalizada. Bernard Neumann perfeccionó sus esfuerzos de personalización con pintura negra discreta y rayas blancas clásicas de BMW Motorrad. En total, el equipo de Blechmann trabajó 450 horas en su versión de la BMW R 18.

Blechmann no percibe que su trabajo sea el de un personalizador clásico. “Mi trabajo comienza quitando partes de la versión original hasta que queda un lienzo en blanco. A medida que avanza la construcción, el diseño se desarrolla. Yo llamo a esto ‘prototipado rápido-estilo Blechmann'”, dice el personalizador. Esto es lo que hace que su taller sea único.

En su mayoría, Blechmann trabaja solo en su artesanía y diseños. Si es necesario, cuenta con el apoyo de profesionales cuidadosamente seleccionados. “No puedes hacer nada en este mundo por tu cuenta. Estoy más que contento de tener una infraestructura de personal confiable”.