Vincent Degano tuvo la decisión de realizar esta increíble creación en base a una BMW R100, utilizando el latón como principal protagonista en gran parte de las piezas de la máquina.

El preparador Vincent es un fiel fanático de la marca alemana BMW Motorrad, pero sobre todo el modelo Scrambler, por esto es que esta vez quiso armar una café racer y este fue el resultado.

Degano utilizó latón, es decir, una aleación de cobre y cinc. La motocicleta tiene más de 15 años, motivo por el cual se debió desarmar en su totalidad y revisar su motor. Si bien el propulsor gozaba de buena salud, el experto le realizó modificaciones para optimizar el rendimiento.

Su color es único en el mundo, con un acabado de espejo y eso en conjunto con el diseño la hace la moto perfecta. El tanque de gasolina y la sección de la parte trasera están cromados, con polvo de cobre pintado sobre el cromo, mientras que las horquillas, el armazón y los carburadores están cubiertos en pintura con polvo de cobre.

El motor boxer de 980cc es de color negro satinado y las ruedas originales de BMW están pintadas de negro brillante para el contraste.
Además, el diseño frontal se completa con una polvera delantera hecha a mano, faros Bates en una carcasa personalizada y manillares con clip LSL.

Vicent Degano hizo a un lado la caja de aire de fábrica a favor de los filtros de aire individuales para limpiar la sección media de la moto, y la sección trasera emplea una elegante luz LED Motogadget y luces de giro.