BOXER MOTORS
Search
Close this search box.

ÉXITO CONTUNDENTE, EL REGRESO DEL SOL A SOL 2020 + 1

El Sol a Sol se ha posicionado como un evento icónico y apasionante de los últimos 10 años en México

Se realizó de nueva cuenta la rodada más grande del BMW en el país, después de la pandemia del 2020 este 2021 tendría que ser especial. 

El Sol a Sol se ha posicionado como un evento icónico y apasionante de los últimos 10 años en México, particularmente por su 10 aniversario, tuvimos un año congelados por la pandemia, también muchos concluirían el reto de la trilogía de medallas del Challenge Series y la gran mayoría dejamos en pausa la continuación de las rodadas con los nuevos compañeros que se hicieron en el Sol a Sol del 2019.

Este año las condiciones generales del país permitieron que se lograra realizar el evento y así sumarnos a la reactivación de la economía de los estados por los que pasamos, ya que la derrama económica que deja un movimiento como este es importante para los lugares visitados, recibiendo todo el apoyo por parte de las autoridades municipales, estatales y federales, dando las facilidades para que esta emblemática rodada se hiciera posible nuevamente. 

El BMW Motorrad club CDMX, bajo los lineamientos que caracteriza a esta gran comunidad que día a día va creciendo, continúa fomentando un motociclismo con un manejo seguro y responsable tanto arriba como abajo de la moto, en un ambiente de respeto, orden y compañerismo, fomentando en todo momento los valores que debe tener el motociclismo de aventura, y de ahí que inicio el reto Challenge Series, la idea de la trilogía de las tres preseas que no se nos deben de olvidar, la Amistad, la Seguridad y por último, la Aventura.

Por eso para los que habían realizado las dos rodadas anteriores era especial cerrar este Sol a Sol, harían la rodada para concluir el reto Challenge Series, y otros se sumaron a esta gran comunidad, acompañándonos por primera vez y obteniendo su medalla del décimo aniversario de este gran evento, concluyendo el ensamble de la medalla de la “Pasión por el Motociclismo”

Hoy quiero agradecer a todos los que hicieron posible este evento, al BMW Motorrad Club CDMX, a los organizadores, a los Patrocinadores, a las autoridades de cada estado, los hoteles, a los negocios, a los prestadores de servicios en general, a la gente que con su apoyo y esfuerzo lograron asistir, a los acompañantes, esposas, novias, familias, amigos etc.

A ti que con tu participación y tu buena conducta se concretó el Éxito Contundente del Regreso del Sol a Sol 2020+1, por eso es el Sol a Sol lo hacemos todos.

Muchos pasamos esta pandemia en diferentes modalidades, varios perdieron seres queridos y por esa empatía decidimos ofrecerles un pequeño tributo dedicándoles nuestro esfuerzo y honrando el sentimiento vivo en nuestra memoria de todos ellos. ¡Va por ti!

“El sol a sol se ha posicionado como un evento icónico y apasionante de los últimos diez años en México, particularmente por su décimo aniversario, tuvimos un año congelados por la pandemia”

A continuación inicio con unas anécdotas y el relato como se percibió este 2021 durante un fin de semana lleno de Amistad, Seguridad y Aventura, compartiendo la carretera entre los puertos de Veracruz y Acapulco, rodando desde el Sol naciente del Golfo de México, hasta la puesta del Sol del gran Pacífico y desde entonces cada año sucede algo en las historias del Sol a Sol, siempre algo para recordarse, cuando hubo diésel tirado en el camino, cuando pidieron matrimonio a una participante, o cuando iniciaron los grupos de mujeres pilotos a rodar y enriquecer la rodada, también cuando llegó un participante con una motoneta 90 cc etc.

Este año se caracterizó por ser el mejor sol a sol desde hace 10 años y así será recordando, como el año se retomó el gusto por salir a rodar 

Las ganas de salir a rodar, vivir el nervio desde la preparación del viaje, todos estuvimos pendientes en las noticias, para la fecha de registros, para la dinámica y detalles, muchos acomodamos los tiempos de los compromisos para apartar la fecha, revisamos nuestra motocicleta, nuestro equipo junto con la herramienta y ropa, teníamos que rodar para nuestra tercer medalla y obtener la medalla del 10 Aniversario del mejor evento que hoy sabemos que es el Sol a Sol.

Si notaron, en cada participante, en cada acompañante había una actitud positiva, observé disposición, tolerancia, estábamos felices de participar y estar ahí haciendo historia, todo fluía natural, los registros ágiles, haciendo sus pruebas de antígeno, sellando su pasaporte, conviviendo en perfecta armonía, transcurrió nuestra estancia en un, ámblente relajado, divertido y lleno de expectativas para la rodada del otro día entre los puertos de Veracruz-Acapulco.

Al amanecer inicio un movimiento lleno de ánimo, la reunión en la playa no tardo en romper el hielo de la mañana entre participantes, saludando a todos los amigos que no se veían desde el 2019 y preguntando por dónde se irían, iniciaba la travesía tan esperada por todos y llenamos las carreteras rumbo al puerto de Acapulco, esta vez más organizados en grupos pequeños para mejor movilidad, algunos a sellar pasaporte, otros por un desayuno ligero y muchos más por la ruta de Córdoba-Orizaba, Cumbres de Maltrata que nos regalaba el espectáculo de ver el pico de Orizaba nevado, otros por la pista de perote rumbo a Puebla compartiendo el camino con el espectáculo de ver tantas motos juntas rodando a un destino.

Al llegar a puebla justo donde se toma el periférico para rodear la ciudad cargamos el tanque para continuar por la autopista siglo XXI, aquí los que decidieron tomar el camino por Cuautla hasta la México Cuernavaca y llegar a Alpuyeca no tuvieron contratiempos por cuestiones de combustible y aglomeraciones en casetas; sin embargo, los que decidieron continuar por la autopista siglo XXI se encontraron con una serie de baches sorteando el camino para no maltratar los rines ni aflojar los sensores y cables que provocan problemas de contacto cuando se apaga la motocicleta.

Muchos pasamos a comer a la fonda 4 Vientos, una cecina, queso, crema, frijoles de la olla, salsa roja y tortillas a mano acompañado de una Yoli muy fría y continuamos hacia la sierra de Guerrero, algunos por la autopista del Sol y algunos otros por la libre, pasando por el famoso motodromo y cañón del Zopilote hasta volver a reunirse en Chilpancingo para sellar nuevamente el pasaporte y repostar combustible para llegar al puerto de Acapulco. Aquí en esta zona, debido a una lluvia, el cansancio, los baches del tramo siglo XXI, algunos no lograron completar el reto.

Al llegar a la última caseta, la gran mayoría entraron al puerto por punta diamanté hasta el hotel sede, el Princess Mundo Imperial, para registrar las habitaciones y posteriormente recibir una bebida de cortesía llamada Sol a Sol en honor al evento, amenizando en la música el famoso payasito platanito y posteriormente caminabas a la mesa a recoger la medalla del 10 aniversario, depositar en la tómbola el talón de tu pasaporte para participar en la rifa sorpresa de la noche y por supuesto recoger la tercer y última medalla del reto de la trilogía del Challenge Series Amistad, Seguridad y Aventura, recibiéndola con honor y con la paciencia que la pandemia nos obligó a esperar. La reunión fue en la playa adjunta del hotel para tomar la fotografía de la puesta del sol con los participantes que esperaban la indicación y los que venían llegando con botas y casco en mano se acomodaron en la playa para sellar su participación y logro de este reto, se notaba alegría desbordada a pesar del cansancio de la trayectoria, la desmañanada de este día y del día anterior.

A partir de las ocho de la noche ingresamos a la zona asignada al aire libre, era donde ya estaba servido el buffet, las mesas y el escenario para la gran cena de clausura, la entrega de los reconocimientos, los regalos por parte de los patrocinadores y obviamente la gran rifa sorpresa y el concierto musical que nos hizo bailar y cantar entre pláticas con los amigos y los nuevos amigos escuchando sus experiencias en esta travesía. La noche transcurrió en completa armonía, se observaron caras de satisfacción, felicidad, el deber ya estaba cumplido y estábamos celebrando la vida, no hubo quejas, solo buenos comentarios. La gran mayoría coincidió que era el mejor sol a sol que habían participado y todos aseguraron repetir el siguiente año terminando una velada increíble.

Este Sol a Sol efectivamente lo hicimos todos y se lo dedicamos a quién se lo merecía, gracias a todos por creer y hacerlo posible con su participación, gracias a los acompañantes y a las familias que decidieron alcanzarlos en Acapulco para celebrar junto con los pilotos y demostrar que el motociclismo que fomentamos, es un ambiente familiar, seguro y responsable. 

Gracias por formar parte de este evento ¡Los esperamos en el próximo sol a sol! 

Scroll to Top